¿Que No Hay Ley?

¿Estar o no "Bajo [la] Ley"?

Consideraciones al respecto

1) La unidad conceptual, estructural, y funcional de ley para el humano: Por la época del pasado esplendor de Israel (que será nuevamente a futuro), tras la salida de Egipto, no existían por un lado códigos morales-espirituales-religiosos, y por otro lado leyes civiles-administrativas-militares. La Torah fue dada como ley e instrucción como una unidad; algo así como la Constitución Nacional de la Nación de Israel (Dt. 4:8). La noción de religión por un lado, y por otro lado un código civil y militar (y hasta de costumbres) es algo posterior, sobre todo de las sociedades modernas. Así vemos al hombre de hoy en día con sus creencias y religión por un lado, y con un código en la nación que habita. Ciudadanos de un país hablan de "La Ley Nº...", y por supuesto toman muy en serio de lo que se trate, pues dicen que "Esto es ley...", o "Esto está por ley...", o "Hay una ley que dice..."; ¿razonable verdad? Hasta existe por supuesto una profesión que se dedica al estudio del intrincado y complejo aparto legal de cada sociedad. Por tanto el pensar que una civilización se queda "sin ley", o "no está bajo la ley", o se rige - sin más código - por el principio "del amor y de la fe", es un argumento que no puede ni debiera ser creído por nadie que busque la verdad. Sin dejar de considerar que si hablamos de amor y de fe en un sentido de fidelidad y confianza, esto ya está en la Torah. No son conceptos ajenos a ella.

La Torah está en absoluta armonía con el concepto que da respecto de nefesh (alma o vida); es decir, el humano es una nefesh haJayah (alma o ser viviente: Gn. 1:21). La idea estructural de un plano físico, y luego un plano espiritual separados son de origen en el pensamiento helénico, y de otras creencias afines. Por tanto una ley se aplica al alma que es (no que tiene) el humano, y por tanto están puestas todas las leyes en un mismo compendio orgánico y funcional, tal cual vemos en la Torah. No dice: "leyes espirituales para la religión y el culto", y luego dice "leyes civiles de convivencia", y por otro "leyes miliares". La Torah se limita a decir: "Esta es la torah para..." (Lv. 6:9, 14, 14:57; Nm. 6:21, etc). Y no solo que en las naciones existen miles de leyes civiles, militares y administrativas, sino que además existen otras miles que son costumbres, tradiciones, imposiciones y/o principios personales, familiares y sociales que se obligan a guardar, ya sea consciente o inconscientemente; y que de hecho pesan a menudo más que las leyes escritas.

Por poner un ejemplo: La Torah instruye sobre el tema de los robos y las restituciones (Éx. 22:4-9), y también da instrucción sobre evitar la adivinación y blasfemar el Nombre de YIHWEH, bajo pena capital. Sin embargo en las sociedades modernas el robo y la restitución es un asunto civil, para ser juzgado por un tribunal civil, y el tema de la adivinación o las blasfemias es un asunto que será juzgado por la creencia y autoridades religiosas donde more la persona. De hecho, habrá posiblemente muchas religiones bajo una misma ley civil. En la Torah lo que se entiende como civil y religioso están unidos; no existe tal distinción, tal como señalamos en cuanto al concepto de alma.

Otro ejemplo típico de esta situación la vemos en la Religión Judía que establece un inicio de año civil y otro religioso.

También un ejemplo típico de esta separación estructural y funcional lo vemos en el matrimonio: Se contrae matrimonio "por el Civil", y "por la Iglesia". Cada sector puede manejar el asunto por separado, e inclusive en una misma sociedad ver la regulación sobre el tópico de forma diferente.

Todo esto sea acotado, recalcado y tenido muy en cuenta, pues es curioso que una civilización que enseña: "Ya no estamos bajo la Ley de Moisés"; más allá de lo discutible del asunto y de la terminología, llama la atención y hasta es paradójico que ponga tanto esfuerzo en crear leyes. Que alguien dijera hoy en día: ¡Nada de Ley, pues estamos nada más que bajo el amor y la fe en el espíritu". ¿Ni los cristianos mismos los creerían verdad? Por tanto las leyes se cuentan por miles, y es necesario estudiar una carrera universitaria para ejercer, donde una de las materias básicas en el nivel inicial se llama "Derecho Romano" ¿Qué hace el derecho romano aquí? ¿Acaso es que no hay ley? ¡Por supuesto que hay ley, y muchas pero muchas leyes! La dualidad persiste dado que el compendio religioso es diferente y separado al civil, y esto es algo creado en parte por la necesidad de mantener una unión en materia de creencias a pesar de no vivir en una misma comunidad; pero no todas las naciones están en la situación de la que sale ahora el pueblo Judío, pues tienen sus propios territorios.

2) El término "bajo la Ley": está acuñado por el autor de ciertos libros del Nuevo Testamento. No existe ese término literalmente en el Tanak, ni dado a entender indirectamente; a no ser que lo interpretemos en el contexto de dicho autor, de lo cual diremos algo luego.

3) No estar cumpliendo no significa "sin vigencia": Si pues se trata de "estar en vigencia", o "estar influido o tener que hacer", por el contrario: La Torah no deja de ser jamás el código de instrucción y ley para la Nación de Israel, tal cual vemos en la misma Torah y el resto del Tanak Hebreo; ni se indica una caducidad en la observancia de la misma.

4) La falsedad mostrada por la misma realidad obvia: Si continuamos entendiendo "bajo la ley" como estar sujetos a la Torah como código, las naciones jamás han estado ni estarán bajo la ley, pues ésta es para la Nación de Israel, y en condiciones de obediencia acorde al pacto con Elohim (Éx. 24:3). Los que entran o quedan bajo este código, si desde luego usáremos esta innovadora terminología y teología, son los extranjeros residentes en Israel, o que se unen a la Asamblea, tal cual vemos a los miles de extranjeros que partieron salvos con Israel de Egipto, o bien en el sector del exilio; goyim (de los pueblos, de las naciones) que se acercan a los Judíos para instruirse como tales, y adorar al Elohim de Israel.

5) Torah no solo es instrucción y ley, sino directa palabra de YIHWEH: Por ser de origen en Elohim dicha ley, no solo es la Constitución Nacional de Israel, de modo que gran cantidad de sus leyes serán de valor para todo el mundo por ser santa palabra. Por ello se dice que desde Tzyon/Sion saldrá Torah (Is. 2:3).

También está escrito:

Dt. 4:8 - "Entonces, ¿qué nación grande hay que tenga estatutos y juicios justos como es toda esta Torah que yo pongo hoy delante de vosotros?"

Si qué nación tiene estatutos y juicios tan justos como toda la Torah que es dada a Israel, es por tanto la nación gentil que tiene que mirar la justicia de la Torah para incorporarla como base, no el desacreditarla y enseñar una situación de pérdida de vigencia o nulidad de algún tipo.

Romanos 10:3-4 - "Porque ignorando la justicia de Theos (Judíos que rechazan la idolatría de Jesús), y procurando establecer la suya propia (así le llaman a la justicia de la Torah: "justicia propia"), no se han sujetado a la justicia de Theos; porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree."

No hay lugar alguno del Tanak que diga algo así como que el fin de la Torah apunte a un tal Cristo, y menos para justicia, a no ser que por supuesto empecemos a ver al Theos (inclusive se traduce Theos en español como: Dios <de Zeus>) que adoran como lo que realmente es para la Torah: un ídolo y un falso elohim. La Trinidad y la cantidad de biteismos y similares que imperan dentro del Cristianismo y de los movimientos mesiánicos muestra esta realidad.

6) La interpretación alternativa de "bajo la ley": Una interpretación mesiánica moderna afirma que "ya no estar bajo la ley" es no estar bajo las maldiciones que ocasiona no cumplirla, no el no tener que obedecerla. Pero esto es falso, pues la Torah se aplica en cuanto a la maldición por no cumplirla, como a la bendición por cumplirla (Dt. 28:2, 15). Nadie puede alterar un sector de ella para hacerla sin efecto cuando no se obedece, y favorable y aplicable cuando se trata de bendición; o poner un mediador "divino humano" para anular ciertos códigos cuando no se obedece, o para "mitigar" (Dt. 12:32). La Torah nos muestra que la maldición y muerte ocasionada por el incumplimiento se subsana con arrepentimiento, no con la ofrenda de un humano-divino colgado de un madero, por cuya fe en tal haya salvación. Cuando alguien se arrepiente de verdad y rectifica en pos de la justicia de Elohim, entonces se dice que sus pecados son totalmente limpios (Is. 1:17; Ez. 18:21), pues en definitiva Elohim Mismo es el que borra las rebeliones por amor de Si Mismo (Is. 43:25, 44:22).

7) El universo se edifica con leyes: Ya vimos que el universo y e hombre son legales. Toda la creación está regida por leyes. Por tanto el decir que un código de ley, y más la palabra pura de YIHWEH que es la Torah ha perdido cualesquiera de las vigencias que les guste definir, es absolutamente apóstata, calumnioso, anárquico (de anarquía) y falso. De hecho, el Profeta habla sobre la transferencia de la Torah a las mentes y corazones de Israel, lejos de hablar de alguna anulación (Jer. 31:31-35).

8) ¿La Torah un yugo? El Nuevo Testamento habla de la Torah diciendo que es un yugo que ni lo antepasados de los Judíos pudieron llevar (Hch. 15:10). Pero resulta que la Torah dice que el mandamiento dado es shalom, bendición, no es demasiado difícil, y que es para andar como agrada a Elohim. Es más, dice que es la vida del pueblo de Israel (Dt. 32:47, 30:11; Sal. 19:7). Para trazar una analogía, simplemente díganle a un ciudadano de un país gentil que empiece a violar toda norma y ley de la misma, y veamos qué pasa. Agregan además que nadie puede cumplirla, que Cristo la cumplió por ellos, y luego ellos quedan libre de la ley. Esto es algo inconcebible, pues nadie puede cumplir las leyes por nosotros más que nosotros mismos, al margen que seguir este tipo de premisas es anárquico y una ofensa a la voluntad de Quien dio esa Torah. También vimos que ese plural usado por el Cristianismo está fuera de lugar, pues jamás las naciones han estado o estarán "bajo la Torah" como lo está la Nación de Israel, y esto considerando el antedicho significado para "estar bajo la ley".

9) La gracia siempre existió y se manifestó: Otro argumento, es que por un nuevo pacto en Cristo se está "bajo la gracia". Sin embargo antes la gente se salvaba porque tenía que obedecer la ley, lo cual  - una vez más - dicen era pesado, difícil y condenatorio; entonces esto es "viejo". El Tanak da testimonio que la salvación (al margen de lo que el Cristianismo u otra entienda por tal cosa) siempre ha sido por la gracia de YIHWEH (Gn. 6:8; Dt. 9:5; Sal. 33:5). El pueblo de Israel fue salvado de Egipto y después recibió la Torah, lo cual muestra que el argumento de que para salvarse había que seguir la Torah es impreciso. La Torah fue dada luego de ser salvo el pueblo, y para que Israel tuviera su propio código. Es por tanto la misma una bendición y una honra, no un pesado, anticuado y condenatorio yugo. Si a alguna nación gentil le parece pesada, condenatoria y un yugo, ante todo: Que no se preocupe, porque no son ellos Israel para tener que cumplirla en su totalidad; y en segundo lugar, si se van a tener que preocupar, pues pensar así de la voluntad de YIHWEH para Su pueblo indica escaso conocimiento de YIHWEH, y una necesidad de análisis de su modo de pensar, pues el Profeta dice que a futuro no habrá lluvia para la nación que no suba a Yerushalayim en Sukot (Fiesta de las Cabañas). Desde luego después de dada, el quebrantarla ocasiona maldición y muerte, pero así también el seguirla ocasiona bendición y vida. La alternativa para el que peca siempre fue el arrepentimiento verdadero y la restitución (Dt. 30:1; 1º R. 8:33). Que inclusive hasta el impío pueda tener un lugar debajo del cielo sin interesarse en los caminos de Elohim, y hasta prosperar (Job 21:12-32), es una prueba de la inmensa misericordia de YIHWEH. De modo que una vez más, afirmar que la gracia vino por un tal Jesús (¡Y hasta la verdad, dicen!: Jn. 1:17) es absolutamente un sin sentido.

10) Fragmentando ilícitamente la Torah: El Cristianismo "enseña a guardar" (con las torceduras pertinentes al caso), los llamados "Diez Mandamientos". Pero al margen de distorsionarlos, no hay ley que autorice a extraer el contenido de las tablas para armar una nueva religión, o hacerla parte del código de alguna religión o código específico. La Torah es un todo, y desde luego mucha instrucción es para el gentil, pero no como lo fragmenta y administra el Cristianismo.

a) La Trinidad, los biteismos y demás idolatrías quebrantan los primeros mandamientos.

b) En algunos casos han quitado el mandamiento de "no te harás imagen", desdoblando luego uno en dos: "No codiciar nada de tu prójimo", por: "No desear la mujer...", y luego "no codiciar nada..."

c) El Shabat está totalmente ignorado en pos del Domingo (Día del Señor), al margen de no ser un mandamiento obligatorio para el gentil.

En otras palabras, han tomado parte de un código que no les es propio, y lo han transformado en otro. 

¿Qué es lo que nos dice en definitiva el Tanak respecto de la Torah en cuanto a Israel y las Naciones?

La Torah, siendo el código de ley del Israel de YIHWEH, es por tanto una obligación para Israel, y para quienes abrazan el pacto con Elohim. Así también por tanto, se aplica al extranjero residente en Israel, y en cierto sentido aún al llegado a la Asamblea. Distinguimos el concepto de Asamblea y el de "vivir en Israel" por separado por el hecho que la Asamblea está relacionada con el grupo humano, no necesariamente con el de vivir en Israel. Aunque el no vivir en Israel pone a la persona ante un sistema legal distinto. (Por ejemplo: como adherido al pacto tengo la obligación de guardar el Shabat, pero esta nación establece como día de culto y reposo el Domingo). Esto lo vemos en la Torah cuando salieron de Egipto: Ya había Asamblea, pero no había morada en al tierra dada a los padres (Lv. 24:16). Un extranjero conviviendo con ellos estaba obligado con la Torah que se entregó, excepto los casos en que se entiende como ley exclusiva para un hijo de Israel. Por tanto la Torah está en plena vigencia, y no tiene caducidad. Inclusive las naciones mirarán de la Torah aquellas partes que son base para erigirse como tales, y agradar a Elohim; sobre todo en despojarse de la idolatría, y en lo que muchos llaman "aspecto moral de la ley", donde se habla de no asesinar, no cometer adulterio (las sociedades modernas lo han redefinido respecto de la Torah), no robar, honrar a los padres, etc. Dicho sea además, gran cantidad de instrucción no está prohibida para el gentil en ningún lugar de la Torah tal como los Rabinos dicen. Por ejemplo: Al principio Elohim determinó que la Luna también es para calcular las fechas importantes. Entonces que las naciones partieran de la misma base no es una usurpación. Lo mismo acontece con el Shabat, y otras prescripciones.

El origen del conflicto y su desenlace

Existe una teología llamada: "Del Reemplazo". Ésta enseña que la Nación de Israel fue reemplazada por la Iglesia Cristiana, seguidora y redimida por Jesucristo. Como tal, ostenta ser el "nuevo pueblo". Ahora bien, todo pueblo tiene una ley, pero no sería coherente para una civilización (hasta judeofóbica) que aceptara la que llaman "Ley Judía" (al margen de no estar establecido por Elohim reemplazar a Su pueblo). Por tanto la estrategia fue la de justificar una anulación o pérdida de la vigencia de la Torah, y en su lugar afirmar que están "bajo la ley del Espíritu, o bajo la gracia", y en las consignas entregadas por el tal Jesús y sus seguidores inmediatos (Por eso verá usted en general en el Cristianismo buscar en todo el Nuevo Testamento cuando procuran conocimiento sobre alguna ley). El no establecer este tipo de principio (bajo la ley o no bajo la ley) sería algo así como tratar destruir una nación reemplazándola en cuanto a los integrantes, pero no destruir su sistema legal. Así entonces, el Cristianismo utiliza esta estrategia donde también identifica cada código de ley como el pacto en si. Entonces al estar en un supuesto nuevo pacto en Cristo supuestamente la Torah caduca en pos de una nueva religión que trajo este supuesto ungido de Israel. El Tanak, que mal llaman Viejo o Antiguo Testamento, desde luego forma parte del canon de sus escrituras, pero como una reliquia y referencia de lo que alguna vez sucedió en este mundo, y en la relación de un pueblo que tuvo Elohim y que fue desechado (a no ser que crean lo que ellos). Esto es por lo menos es lo que creen, enseñan y practican. Pero comentamos que la Torah como Instrucción, e Israel como pueblo de Elohim no han sido sustituidos ni debieran serlo por nada ni nadie, y desde siempre han sido escogidos por YIHWEH como nación de sacerdotes y gente santa, aunque por períodos las cosas se compliquen un poco debido a sus rebeliones. A futuro está profetizada su restauración plena; al margen del hecho que todo israelita fiel a la Torah continúe siendo luz para los gentiles.

Yejezqel/Ez. 11:19-20 - "Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne, para que anden en Mis ordenanzas, y guarden Mis decretos y los cumplan (por tanto no hay "un sin Torah"), y Me sean por pueblo (por tanto no hay un "reemplazo de Israel por la Iglesia"), y Yo sea a ellos por Elohim (por tanto no hay Trinidad que diga: "Nosotros somos Elohim")."

Existen pasajes que lejos de crear conflicto son por demás claros, y refutan las doctrinas cristianas:

Zekharyahu/Zc. 8:23 - "Así ha dicho YIHWEH Tzebaot: En aquellos días acontecerá que diez hombres de las naciones de toda lengua tomarán del manto a un judío, diciendo: Iremos con vosotros, porque hemos oído que Elohim está con vosotros."

...14:16 - "Y todos los que sobrevivieren de las naciones que vinieron contra Yerushalayim, subirán de año en año para adorar al Rey, a YIHWEH Tzebaot, y a celebrar la fiesta de Sukot."

He traído estos dos pasajes, pues muestran proféticamente dos cosas: que ni el Judío ha dejado de ser luz para los gentiles, ni que la Torah dejará de ser código de ley e instrucción santa para Israel, y extensivo para todo el mundo. Se hace evidente que son gentiles que van con el Judío; y además que van a celebrar una fiesta ordenada en la Torah; no la navidad, ni las pascuas, ni el día de la Virgen. Tampoco dice que irán con un pastor cristiano, ni un sacerdote católico, ni un monje budista. Tampoco dice por supuesto, que subirán a adorar a Cristo u otro, sino al único digno de tal cosa, esto es, el único Salvador, Redentor, Roca, y Esposo de Israel: YIHWEH Elohim Tzebaot.

Yeshayahu/Is. 28:16 - "Por eso, así dice Adonay YIHWEH: He aquí el que establece fundamento en Tzyon, una piedra; piedra de juicio, angular, siendo fundada de precioso cimiento. El que confíe no va a apresurarse... 17 Y ajustaré el juicio a cordel, y a nivel la justicia; y granizo barrerá el refugio de la mentira, y aguas arrollarán el escondrijo."

2:2-3 - "Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de YIHWEH como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones. Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de YIHWEH, a la casa del Elohim de Ya'aqob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá Torah, y de Yerushalaim la palabra de YIHWEH."


 

por: Leonardo F. Betetto
En la Brit Milah/Pacto de Circuncisión