La Torah

 

Torah significa instrucción, enseñanza, dirección; es palabra de Elohim, de manera de conocerle a Él, y Su voluntad; poder amarle, y así vivir como Él ordena. Es por ello que en parte también se trata de mandamientos. Dicha palabra puesta por obra da fruto según Su justicia.

Dt. 6:25 - "Entonces tal será nuestra justicia: Guardarnos de hacer todos estos mandamientos delante YHWH nuestro Elohim, como Él nos ha ordenado."

Éx 20:5 - "... tengo misericordia por millares con los que Me aman y guardan Mis mandamientos."

Luego, la específicamente llamada Torah de o Ley de Moisés, fue entregada por Elohim en el Sinaí a Moisés y al pueblo. Parte de dicha Instrucción fue puesta en tablas de piedra. Diez mandamientos fueron escritos en estas tablas, los cuales destruyó Moisés al ver la desviación del mismo. Luego Elohim dio nuevamente diez mandamientos, todos parte de una instrucción mayor que consta de cientos de prescripciones, que regulan cada aspecto de la vida del israelita; y debe ser código y base de todo código aplicación para la humanidad. A su vez, toda esta instrucción fue puesta en un libro, y se ordenó inclusive escribirla sobre piedras revestidas con cal (Dt. 27:4, 28:58). También el ser leída cada siete años durante la celebración de Sukot (Fiesta de las Cabañas).

Como dijimos, la palabra "torah" tiene un significado amplio: Es un tratado que instruye día tras día al pueblo, y a todo creyente; de allí que se le llame "LA TORAH" a los cinco libros escritos por Moisés:

Génesis: Moisés א Alef (I), Bereshit
Éxodo: Moisés
ב Bet (II), Shemot
Levítico: Moisés
ג Guimel (III), Vayiqrá
Números: Moisés
ד Dalet (IV), Bamidbar
Deuteronomio: Moisés
ה He (IV), Debarim

Inclusive hay quienes les llaman con el nombre de Moisés, seguido del número en el que están, esto es, Moisés א... Moisés ה. En el Judaísmo se les llama Bereshit (En [el] Principio), Shemot (Nombres [de los hijos de Israel]), Vayiqra (Y Él Llamó), Bamidbar (En el Desierto), y Debarim (Palabras [habladas a Moisés]). Los nombres: Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio, corresponden a las denominaciones cristianas.

La escritura nos dice que la Torah es la delicia de aquel que vive en la voluntad de Elohim, y que no es demasiado difícil para Su pueblo el llevarla a la práctica:

Salmos 119:174 - "He anhelado Tu salvación, YHWH. Tu torah es mi delicia."

Dt. 30:11-14 - ”Porque este mandamiento que Yo te ordeno hoy: No [es] demasiado difícil para ti ni [está] fuera de tu alcance. No está en los cielos, para decir: ¿Quién ha de subir por nosotros a los cielos, y nos lo traerá y nos lo anunciará para que lo hagamos? Y no está al otro lado del mar, para decir: ¿Quién ha de pasar al otro lado del mar por nosotros, y nos lo traerá y nos lo anunciará para que lo hagamos? Porque la palabra está muy cerca de ti, en tu boca y en tu corazón, para que la hagas.”

No solo es la delicia de Su pueblo, sino que aquel que aparta el oído para no oír la Torah su oración viene a ser abominable; pues quien no oye la Torah no oye a Elohim. Esta oración entonces no es acepta por El:

Proverbio 28:9 - "El que aparta el oído para no oír la Torah, entonces la oración es abominable."

En caso del gentil que ha creído en Yeshúa, o extranjero que sea edificado en medio del pueblo de Israel, también le competen mandamientos, desde luego considerando las prescripciones aplicables.

Dice también el profeta:

Jerermías 31:31-35 - "He aquí que vienen días, dice YHWH, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice YHWH. Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice YHWH: Daré mi Torah en su mente, y la escribiré en su corazón;  y yo seré a ellos por Elohim, y ellos me serán por pueblo. Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo,  Conoce a YHWH; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice YHWH; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado. Así ha dicho YHWH, que da el sol para luz del día, las leyes de la luna y de las estrellas para luz de la noche, que parte el mar, y braman sus ondas;  YHWH Tzebaot es Su nombre." 

Cuando retorne Yeshúa, se dice que desde Sión brotará Torah:

Is. 2:3 - "Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de YHWH, a la casa del Elohim de Jacob; y nos enseñará Sus caminos, y caminaremos por Sus sendas. Porque desde Sión saldrá la ley, y desde Jerusalén la palabra de YHWH."

Algunos sostienen que la Torah fue abolida; pero esto no es así, pues fue dada como palabra perpetua. El hecho que no estemos bajo la ley no quita que esa ley sea el fundamento para medir el pecado:

1° Jn 3:4 - "Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley."

Inclusive se nos revela que es perfecta:

Sal. 19:7 - "La Torah de YHWH es perfecta, que convierte el alma; el testimonio de YHWH es fiel, que hace sabio al ignorante."

"Consideré mis caminos,
y volví mis pies a Tus testimonios.
Me apresuré y no me retardé en guardar Tus mandamientos.
Compañías de impíos me han rodeado, mas no me he olvidado de Tu Torah.
A medianoche me levanto para honrarte por tus justos juicios.
Compañero soy yo de todos los que te temen y guardan Tus mandamientos.
De tu misericordia, YHWH, está llena la tierra;
enséñame Tus estatutos.
Bien has hecho con tu siervo,
YHWH, conforme a Tu palabra.
Enséñame buen sentido y sabiduría, porque Tus mandamientos he creído."

Cántico/Salmo 119:59-66



 

Leonardo Betetto
leobetetto@yahoo.com.ar

 


Archivo de Temas